Searching...
domingo, 9 de diciembre de 2012

Beneficios de la comida vegetariana

Cocina vegetariana rápida

Está comprobado que una dieta vegetariana equilibrada es beneficiosa para la salud. Aunque pueda parecer un poco complicada la diaria tarea de mezclar los distintos elementos nutritivos a la hora de preparar la comida, todo lo que se debe hacer es tener la despensa bien provista de alimentos energéticos: cereales, frutos secos y legumbres.
Una dieta vegetariana debe ser baja en grasa y rica en hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales. La combinación adecuada de estos elementos previene múltiples enfermedades. Para que nuestra dieta sea saludable no basta con dejar de comer carne; se debe basar sobre todo en una gran variedad de alimentos frescos, procurando evitar los preparados industriales y, por supuesto, la comida basura. Además se debe planificar bien para evitar déficit de proteínas, vitaminas b12, hierro, cinc y calcio. Entre los vegetarianos de distinguen los lactovegetarianos que consumen algunos productos de origen animal, como lácteos y huevos; y los vegetarianos estrictos, que se alimentan sólo de vegetales (frutas, verduras, cereales y legumbres) y rechazan los huevos y los productos lácteos, lo que puede acarrearles deficiencias proteínicas, de calcio y de vitamina b12, poco frecuentes en los lactovegetarianos. Una dieta vegetariana estricta exige combinar los alimentos para obtener una cantidad suficiente de proteínas. Las mejores combinaciones pueden ser: cereales con legumbre o con verduras; cereales con frutos secos y semillas; legumbres con verduras, y legumbres con frutos secos o semillas. La baja absorción de calcio y cinc a partir de vegetales obliga a consumir gran cantidad de alimentos que los contengan, lo mismo que sucede con la vitamina b12, presente sobre todo en la carne. Asimismo deberán incluir en su dieta, especialmente las mujeres y las adolescentes, alimentos ricos en hierro, cuya absorción se favorece con vitamina C.

alimentos sanos - comida vegetarianaCalcio:

Necesario para: huesos y dientes resistentes.
Se encuentra en: productos lácteos, higos, perejil, muesli natural, nueces de Brasil, leche y habas de soja, tofu, miso, tahine (pasta de sésamo) sin cascarilla, almendras, pistachos, garbanzos, pipa de girasol, espinacas, algas marinas.

Hierro:

Necesario para: transporte de oxígeno a las células de todo el cuerpo.
Se encuentra en: orejones de albaricoque, pera y melocotón, uvas, cereales como burgul, cuscús y polenta, pasta y pan integrales, verduras de hoja, tofu, salvado, judías cocidas, pipas de calabaza y girasol.

Vitamina B12:

Necesaria para: buen funcionamiento para el tejido nervioso.
Se encuentra en: huevo, chucrut, queso, miso, yogur, leche, tempeh, tofu, setas y hongos.

Cinc:

Necesario para: absorción de vitaminas.
Se encuentra en: arroz (salvado), germen de trigo, soja, pacanas, anacardos, piñones, nueces de Brasil, semillas de sésamo y de girasol.

Proteínas:

Necesarias para: desarrollo de todos los tejidos corporales.
Se encuentran en: semillas y leguminosas, arroz integral, cuscús y burgul, productos lácteos y a base de soja (tofu y tempeh), huevos, frutos secos, brotes de gramíneas.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Back to top!